Con internet logran reducir la inasistencia a clases de los alumnos

Comparto articulo de El Mercurio, me llamo la atención, ya que la comuna de Recoleta, de la que se hace mención en el articulo es la comuna donde nací y viví hasta los 20 años.

Recoleta le declaró la guerra a la cimarra. Gracias a un sistema en línea, detectan a los que faltan sin justificación y notifican a los padres.
MANUEL FERNÁNDEZ BOLVARÁNLos apoderados de los colegios municipales de Recoleta ya no tienen que esperar hasta las reuniones para conocer la asistencia, notas y anotaciones que tienen sus hijos. En 2006 la comuna decidió subir a internet esa información a diario, a un sistema en línea bautizado como GREM.

“La idea es facilitar la incorporación de los padres al proceso educativo, un factor que es clave para alcanzar la calidad”, dice el alcalde de Recoleta, Gonzalo Cornejo. El poner la información a disposición de los apoderados, explica, surge de una necesidad práctica: “Muchos no consiguen los permisos en el trabajo para ir al colegio a enterarse de cómo les está yendo a sus niños”.

Sumar a los padres

Claro que el sistema también ha permitido reducir el ausentismo en los colegios de la comuna. La información de la asistencia a clases llega en forma inmediata, cada día, a la dirección de educación del municipio, donde se encargan de telefonear a las casas cuando detectan que un alumno falta sin justificación.

“Yo misma me encargo de llamar a los padres. Así hemos detectado a los que hacen la cimarra”, cuenta Margarita Lara, coordinadora de GREM.

Y los resultados son elocuentes: durante 2007, la asistencia promedio de la comuna aumentó en 5,4%.

Otro efecto positivo del sistema ha ocurrido al interior de los colegios. “Este medio nos ha facilitado la comunicación con los apoderados. Ahora llegan a las reuniones conociendo toda la información de sus alumnos, lo que nos permite optimizar el tiempo y alcanzar a tratar más temas”, explica Javier Sanhueza, profesor del Liceo Paula Jaraquemada de Recoleta.

Pero para que el sistema funcione la gran clave ha sido lograr que los apoderados se interesen y aprendan a usarlo. Para ello, en los colegios se hicieron varias sesiones de capacitación.

“Al principio nos costó por la poca familiaridad con internet, pero ahora lo encontramos bastante didáctico. Yo entro constantemente al sistema”, señala Juan Marivil, apoderado del mismo liceo.

En el caso de los apoderados que recién se integran a algún colegio de la comuna, el municipio organizó talleres de capacitación durante el verano.

Entre los alumnos hay quienes se quejan por no poder seguir faltando a clases, pero la mayoría tiene una buena imagen del GREM. “Hasta mi mamá, que es enemiga de la computación, se interesó por esto. Se metía a cada rato, pero como me iba bien en el colegio, sirvió para que me felicitaran más en la casa”, dice Macarena Araya, quien egresó en diciembre del Paula Jaraquemada.

Experiencias de un Docente.Tube

Félix Milanés es Yopendragon, un profesor que innova en sus prácticas de aula utilizando audiovisuales, mientras su alias en la web muestra sus creaciones en los sitios de publicación de videos más populares.

Cómo se sentirían pedagogos innovadores como María Montessori o Celestin Freinet, o el propio Piaget, con los medios de difusión con que cuenta hoy la comunidad educativa. ¿Qué habría pasado, por ejemplo, si Freinet hubiese publicado diariamente en un blog los progresos de sus alumnos con su pequeña imprenta ante la mirada de miles de internautas interesados en acompañar cada descubrimiento?

ALGUNOS TIPS DE LA WEB 2.0

1 Internet es el lugar para buscar y encontrar información, pero a la vez es el lugar donde publicarla.

2 Los recursos hechos por profesores de todo el mundo conforman un nuevo conocimiento que sólo es posible dada su construcción social y global.

3 El objeto publicado no es un objeto inerte, porque asociada a su publicación hay distintas posibilidades de interacción de los usuarios, como compartir, vincular, votar o comentar.

4 A través de la mirada y comentario de los otros, el recurso original se enriquece.

Eso es lo que la web permite hoy y Félix Milanés, profesor de básica del Colegio Alemán de Arica, lo sabe. Su alias Yopendragon ha publicado en los sitios de video más comunes como YouTube, revver.com, Clippo5min.com o los especializados teachertube y videoseducativos.es. Félix defiende a YouTube porque es la plataforma más visitada, pero cuando quiere hablar de mejor resolución de video nombra a revver.com y 5min.com, este último especialmente por su visualizador smartplayer que no sólo permite ver los videos si no también realizar algunas acciones con él como acercar, ir frame por frame, o ralentizar los videos.

Pero aunque estos aspectos técnicos no dejan de tener importancia, lo que más interesa a Félix es el potencial pedagógico de los videos:

“Enseñar con videos es apropiarse de los mismos medios que los jóvenes utilizan. El código audiovisual que a ellos les resulta atractivo y entretenido nos posibilita exponer al alumno a los contenidos de una manera interesante para los jóvenes”.

Detrás de esta reflexión hay dos experiencias. En 2006 fue profesor de alumnos en riesgo social y se dio cuenta de que pese a su situación socioeconómica la mayoría de los niños podían ver DVD en sus casas. Lo que le llevó a transformar sus PowerPoint en video, que luego grabó y entregó a sus alumnos en un DVD. Con esta práctica asegura que subió en 15 puntos el promedio del SIMCE en ciencias de su curso.

RECOMENDAMOS

– Para bajar videos desde la web: Descarga la última versión gratuita de realPlayer y al instalarla en tu computador escoge la opción que permite descargar videos. En adelante se activará la opción cada vez que estés viendo un video y si es de tu agrado aceptas que lo descargue y ¡ya está!

Experiencia de aula: Enseñando con YouTube, nuevas herramientas digitales para motivar las clases. Experiencia educativa de Karla Campaña Vilo, profesora de historia del Colegio María Educa de Coquimbo.

Alumnos profesores

Hay un segundo aspecto. Félix es hoy profesor de cuarto básico y está habilitado para enseñar a séptimos y octavos en el subsector de Comprensión de la naturaleza. Con sus alumnos más grandes quiere comenzar a experimentar en la producción audiovisual.

“Este año les enseñaré a utilizar editores de video, para producir materiales audiovisuales. Lo que me interesa es que ellos mismos, a través de ciertos lineamientos, creen videos para aprender más y se los regalen a los alumnos de cuarto básico. Quisiera que vieran sus construcciones como el legado que pueden dejar a los niños más pequeños”.

Un legado que llevará la identidad de cada alumno. Como el que realizó una alumna con los colores de manga japonesa y que cautivó a su público. Félix reconoce que cuando son los propios alumnos los que producen los videos el resultado está más en consonancia con la realidad de sus pares y que, por ejemplo, les es más fácil explicar conceptos complejos con palabras sencillas. Esto redunda en un beneficio mutuo, tanto para el niño que ve el video como para el que lo produce:

“En la reelaboración de un mensaje se están produciendo beneficios en la comprensión del alumno. Por ejemplo, siempre copio y veo de dónde extrajeron la información y me doy cuenta de que nos es un extracto, que seleccionaron y discriminaron la información. Que fueron capaces de identificar las ideas principales de las secundarias y comprender conceptos y procesos para poder explicarlos a los demás”.

e: ¿Y qué pasa con el que lo ve?
– “Si un chiquitito está expuesto a una visualización donde le expliquen de manera sencilla conceptos y procesos, va a aprender. Y aún más. Si un chiquitito es capaz de recibir un set de tutoriales en un DVD –es decir que la exposición no va ser sólo en el colegio, sino también en su casa–, entonces no hay duda de que va a aprender. Trabajando así con mis anteriores alumnos, que provenían de sectores desfavorecidos,  subimos en 15 puntos el promedio del SIMCE en Ciencias, así que realmente funciona”.

Félix Milanés quiere transformar Arica en un centro de producción mundial de material educativo y su entusiasmo contagia. ¡Si todos pensáramos como él, la educación de Chile daría un salto importante!

Buenas prácticas para crear comunidad en la escuela

Mientras mejor comunicación exista entre profesores, padres, alumnos, personal administrativo y directivos, más fácil será obtener buenos resultados, y por ende, el aprendizaje de los niños será más alto.

Cuando Jorge Villagrán asumió como director del Liceo Araucanía, de la comuna de Villarrica, lo primero que hizo fue aplicar una encuesta de clima organizacional para saber cuál era el ánimo del equipo con el que iba a trabajar. Los resultados del cuestionario no eran alentadores: el 75% del personal declaraba que no recomendaría a otra persona trabajar en el colegio. Han pasado tan sólo seis meses desde entonces.

La existencia de una comunidad escolar afiatada, en un ambiente de trabajo grato y con un proyecto compartido por todo el establecimiento, son tres factores mutuamente inter relacionados y de vital importancia. Tanto así, que son continuamente resaltados por investigadores de todo el mundo como elementos que hacen la diferencia entre colegios de similares condiciones.

Decimos que la comunidad escolar de un establecimiento funciona bien cuando sus distintos estamentos comparten el mismo sentido de pertenencia a un proyecto educativo. Hacer comunidad en la escuela, entonces, es propiciar una comunicación fluida entre cada segmento de modo que sus integrantes se sientan parte del conjunto.

De acuerdo a Mario Uribe, director del Programa de Gestión Escolar de Calidad de la Fundación Chile “se puede crear comunidad hacia dentro o hacia fuera del establecimiento”. Crear comunidad hacia fuera, estableciendo relaciones con el entorno en que se ubica la escuela, es más fácil. Lo contrario sucede cuando se quiere crear comunidad hacia dentro, trabajando con los alumnos, padres y profesores, debido a que es entonces cuando saltan a la vista situaciones incómodas y no es raro verse precisados a admitir errores. Mirarse a sí mismos trae conflicto, hay que limar roces, transparentar situaciones, poner debilidades en evidencia. Por lo mismo, el trabajo “hacia dentro” puede reportar mayores beneficios, generar identidad y potenciar el proyecto educativo.

¿Qué medidas se pueden tomar para crear comunidad hacia dentro?

Todo lo que promueva confianza y consolidación de relaciones: promover canales de comunicación y de participación inter departamentales, informar lo que ocurre, dar cuenta de los resultados, dar a conocer los distintos proyectos que se generan al interior de cada curso y los que se pueden generar en toda la comunidad. Un buen ejemplo, señala Uribe, es la generación de hábitos de comunicación a través de medios visuales, tales como paneles o boletines de confección artesanal. La comunicación entre los profesores es fundamental en este sentido, ya que permite conocer qué están haciendo los colegas, fundamentalmente aquellos con los que se tiene menos contacto.

El caso del Liceo Araucanía

En el Liceo Araucanía las medidas fueron reservar los días viernes para trabajar en la formación de equipos de trabajo interdisciplinarios por subsector de aprendizaje, fortalecer el consejo escolar del establecimiento definiendo reuniones mensuales para ir evaluando el trabajo del liceo. La voluntad de Jorge Villagrán es que estas reuniones no sólo tengan un carácter informativo sino también resolutivo en algunas materias, sobre todo en lo referente al presupuesto, para decidir juntos en que gastar los recursos.

En sintonía con lo anterior se acordó cambiar la imagen externa de los alumnos, diseñando un nuevo uniforme, al que se llegó por consenso después de una votación en la que participaron también los padres. Un nuevo sitio web, que por ahora está en una versión de prueba, comenzó a informar de las actividades, interactuar con los alumnos, realizar encuestas de opinión, y entregar espacios para opinar.

Una de las primeras metas del nuevo director fue mostrar las fortalezas del liceo a la ciudadanía. En el pasado mes de noviembre el proyecto “preparándome para la enseñanza media”, liderado por la docente de matemática, invitó a alumnos de escuelas de enseñanza básica a conocer algunas de las asignaturas de la enseñanza media. Seis docentes los atendían, conformando una unidad contenido transversal. “Lo principal era vencer el estigma que había del liceo”, cuenta Villagrán. “Como liceo municipal tenemos excelentes profesores, al conocernos por dentro te das cuenta de la seriedad de su trabajo”. Hubo resultados inmediatos: el liceo aumentó de 4 a 5 cursos de 1º medio y ya tiene la matricula completa.

Otro de los factores críticos detectados por Jorge Villagrán era la falta de especificación de roles. A veces había dos personas cumpliendo la misma función y a veces otras personas no asumían lo que les correspondía porque no estaba escrito. Por lo tanto se creó un manual de convivencia escolar donde se definen los roles de cada quien.

Al mismo tiempo, se trabaja en conjunto con la Oficina de Protección de Derechos de la comuna para articular una oficina de mediación escolar integrada por padres y alumnos, donde se analicen las situaciones de convivencia más críticas y puedan abordarse con compromisos para desarrollar un trabajo armónico.

El mayor desafío del Liceo Araucanía es en estos momentos aumentar los puntajes en el SIMCE y la PSU en 30 puntos promedio.

Unidos en torno a un proyecto educativo

Una de las premisas que genera mayor consenso en los especialistas en educación de todo el mundo es que la presencia de un proyecto educativo en la escuela incide decisivamente en sus resultados de todo orden. Pero al mencionarlo no nos referimos a una declaración vacía, sino a una meta asumida por el conjunto del establecimiento. Mario Uribe enfatiza que “la definición de: vamos a tener buenos resultados… puede ser algo que la jefa de UTP o los docentes repitan como loros pero con lo cual no están de acuerdo, puesto que no creen que sea posible”. Por eso es importante que exista armonía al interior del establecimiento, y un nivel de confianza que permita compartir adecuadamente el proyecto en cada segmento.

El clima escolar y la escuela Byron Gigoux James, de Caldera

El clima escolar es un indicador de la manera en que está oprando la comunidad escolar. Un profesor no puede sentirse como una isla en su colegio, tiene que sentir que hay una jerarquía que lo apoya. Este lazo es descrito por la directora de la escuela Byron Gigoux James de Caldera, “como una cadenita que parte de la dirección, pasa por los profesores y llega directamente a los niños”.

Para María Cristina Fernández las falencias de la escuela van a dar directamente a los niños, por eso señala como fundamental trabajar en un ambiente agradable, y sentirse parte de un equipo. “Hay que formar redes internas en la escuela y aprovecharlas”, dice. En su establecimiento se esfuerzan por impulsar actividades como grupos ecológicos, y otras, que contribuyan a la cohesión con instituciones cercanas, como el Hogar de Cristo.

Parte de ese esfuerzo ha sido integrarse al programa Mejor Escuela de la Fundación Chile. “Nos ha dado un gran apoyo (agrega), recibimos capacitación constantemente, y nos hemos fortalecido con nuevas miradas para nuestro trabajo”.

fuente http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/VerContenido.aspx?ID=180546

La metodología Freinet rinde frutos en La Pintana

Usando la metodología Freinet, una escuela ha logrado consolidarse en La Pintana como un espacio educativo que involucra a vecinos y apoderados.

A lo largo de sus 27 años de existencia, y atendiendo en la actualidad a unos 360 niños y niñas con altos índices de vulnerabilidad, desde pre- kinder a 8º año básico, la escuela Celestin Freinet ha vivido buenos y malos momentos. Por estar situada en un sector complejo desde el punto de vista social, hubo temporadas en que sus instalaciones eran periódicamente objeto de actos de delincuencia y vandalismo. Una vez incluso desaparecieron todos los equipos y parlantes de la radio interna que habían instalado con mucho esfuerzo y con la cual los niños escuchaban cuentos y música. Los robos eran permanentes: utensilios de cocina, materiales didácticos, equipos de música, nada estaba a salvo, y no eran raros los asaltos en las mismas puertas del establecimiento.

Sin embargo lejos de amedrentarse por las dificultades, los docentes y la directiva de la escuela decidieron perseverar en su proyecto educativo, consiguiendo involucrar activamente a los apoderados y la comunidad local, al punto que algunos padres incluso colaboran con los profesores pasando lista, tomando lecturas, haciendo aseo en las salas y controlando la pediculosis de los pequeños. Hoy los vecinos y apoderados tienen confianza en la escuela y sienten que es importante que esté allí, y eso se nota.

Trabajo diario

Durante los recreos y antes de cada clase los niños escuchan música clásica, de acuerdo a una planificación que va variando por compositor. En el recreo tienen a su disposición diferentes espacios parcelados por edades. El director Luis Rivas, que lleva cinco años en el cargo, y 20 como profesor en el establecimiento, enfatiza que los cursos ocupan alternadamente estos espacios para optimizarlos; cada semana hacen un deporte diferente en los recreos, que puede ser fútbol, vóleibol, básquetbol, etc.

Tal como sucede con las distintas actividades deportivas, los niños se alternan en el uso de los computadores, lo que trae el beneficio adicional de ayudar a descongestionar el patio. Tienen media hora para ocupar la sala de computación durante la colación, cumpliendo actividades curriculares, y al término de la actividad formal se les permite el uso libre.

Los computadores pasan ocupados todo el tiempo, según cuenta Luis Rivas: “los profesores entregan guías de trabajo y conversan con la persona encargada del laboratorio para dirigir el trabajo del niño como complemento de los contenidos de clases, y también se ocupa la sala de computación en las clases específicas”.

Todos los días se hacen 15 minutos de lectura silenciosa, y cada curso tiene una biblioteca de aula, cuyos libros se prestan a domicilio, no sólo a los alumnos sino también a sus padres, para contagiar el placer por la lectura.

La metodología Freinet

La escuela debe su nombre al educador francés Celestin Freinet, en cuyos postulados basa su modelo. Freinet inició un movimiento de renovación pedagógica en el siglo pasado, que proponía poner el enfoque directamente en las posibilidades y necesidades del niño, introduciendo un método natural dirigido a aprender en la escuela como en la vida.

Lo anterior se traduce en las denominadas “técnicas Freinet”:

• Texto libre: el niño se expresa libremente a través de la palabra escrita, usando sus propias ideas, vivencias e inquietudes. Los textos se leen y comentan en clases.
• Imprenta escolar: utilización de una pequeña imprenta en la que el alumno(a) maneja con facilidad los tipos, rodillos, visores y el papel. Esto opera como un apoyo al proceso de adquisición y afianzamiento de la lecto escritura, estimulando a la vez la motricidad fina, coordinación, percepción visual y trabajo colaborativo.
• Publicación: utilizando la imprenta se reproducen las creaciones infantiles.
• Conferencias escolares: a cargo del alumnado sobre aspectos planteados por ellos.
• Biblioteca que considera las necesidades e intereses de los niños y niñas, quienes se hacen responsables de su cuidado.
• Asamblea de clase: dirigida a la resolución no violenta de conflictos al interior del aula. Esta actividad es dirigida por los mismos niños es el espacio y tiempo destinados a plantear problemas y buscar soluciones.
• Huerto escolar: para acercar a los niños y niñas a la naturaleza.

Integración y apoyo

La escuela cuenta también con un proyecto de integración escolar desde 2004, que atiende a 74 niños con necesidades educativas permanentes y transitorias. Para estos efectos disponen de un equipo multidisciplinario compuesto por tres profesoras especialistas, dos psicólogas y una fonoaudióloga. La coordinadora del proyecto es la profesora Marcela Riquelme, fiel defensora del método Freinet y con siete años de trabajo en la escuela: “esta pedagogía esta probada en contextos de pobreza (dice), los niños han respondido súper bien porque se parte de sus intereses y su medio, a partir de eso se construyen los nuevos aprendizajes”.

Asimismo, un centro infanto juvenil funciona todo el año en el recinto educacional, para atender a los niños cuando termina el horario escolar. Aquí aprenden a defender sus derechos, y reciben atención, cuidado y protección de los riesgos del medio circundante (drogadicción, delincuencia, alcoholismo, etc.) a través de la atención de un equipo multidisciplinario compuesto por educadores de trato directo y  psicólogos, entre otros.

Testimonio de vida

Terminamos con este breve testimonio de una ex alumna de la escuela Celestin Freinet. Carolina cursó de cuarto a 8º año básico en la escuela. Criada sólo por su padre, ya que su madre la abandonó a temprana edad  por adicción a las drogas. La niña convivía en su hogar con su abuelo paterno, su padre y un tío drogadicto y alcohólico. Su padre es analfabeto y trabaja como obrero de la construcción, dedicó su vida al cuidado y educación de la niña.

Carolina evidenció desde su llegada a la escuela profundas carencias afectivas, además de los problemas de aprendizaje, sociales y económicos que le aquejaban. La escuela se transdformó en su hogar, ya que allí se sentía querida y protegida. Su profesor jefe recuerda que aprendió a leer cuando cursaba 6º año gracias al trabajo intensivo en la imprenta escolar, donde se desempeñaba apoyando a los niños más pequeños, ayudándoles en la identificación y  manejo de las letras (tipos).

Siempre confió en que la niña aprendería a leer y a escribir, y todas las actividades en que Carolina participó estaban orientadas a este objetivo. Con gran esfuerzo, la niña terminó la educación básica, logrando ingresar a la enseñanza media y egresar en la especialidad de administración de empresas. Actualmente realiza su práctica profesional en una institución bancaria.